OPINIÓN: Este 8 de marzo todas, y todos, debemos apoyar la Huelga Feminista

8M Los Andes

Hoy se conmemora, no celebra, el 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer Trabajadora, donde el mundo recuerda el asesinato de 120 mujeres en una protesta obrera en Nueva York en esa misma fecha el año 1857. Ocurrieron muchas otras tragedias como esta en el mundo, hasta que la ONU (ese organismo internacional que hoy la derecha fanática cuestiona) oficializó en 1975 el 8 de marzo como Día Internacional de la Mujer.

Es necesario recordar esto, en fechas donde algunas voces, anacrónicas, del gobierno y la derecha cuestionan el por qué se llama a paralización en este día. Hay que resaltar que este rechazo es de quienes utilizan el patriarcado como otra forma más de dominación, junto a la económica, de las mujeres. Este rechazo es de quienes quieren que se olvide el real motivo de este día y esta fecha pase a ser uno más de sus días comerciales.

Se debe decir claro: es completamente concordante el actual llamado a huelga feminista con la razón del nacimiento de esta fecha, pero más importante aún, ante la falta de avances sustanciales dentro de nuestra sociedad que permitan eliminar de una vez por todas el sistema patriarcal y sus diferentes manifestaciones dentro de nuestra cultura, es absolutamente necesario. Por otro lado, no se debe olvidar que es sólo con lucha que las mujeres han conseguido los pocos derechos que se tienen en esta sociedad. Fue con diversas movilizaciones, que costaron muchas vidas, que lograron votar y comenzar a visualizarse e introducirse en lugares que eran manejados y perpetuados por hombres.

Ha sido así su permanente movilización la que ha logrado instalar en la discusión pública las temáticas de igualdad de género, la no violencia, el fin a los abusos y el acoso, educación no sexista, entre tantas justas demandas del movimiento feminista. Pese a esto, los pasos que hoy necesitan las mujeres, y la sociedad en general, es que esta presión se transforme en leyes y en una transformación radical de nuestra sociedad.

Frente a lo anterior es necesario que siga la movilización y que no se acepten las voces que la cuestionan. Tampoco sirven los apoyos falsos, que quieren robar protagonismo, o que dicen apoyar las demandas de las mujeres haciendo espectáculos o regalando flores y bombones en el día que recordamos tanta muerte. Esta entrega asistencialista de regalos solo perpetua el problema, sin comprender las bases del movimiento ni tampoco sus reales demandas, solo se logra apoyar la demanda desde una mirada machista con el foco en los hombres (el que regala) y no en las mujeres.

El llamado a los hombres es a que se sumen, desde la humildad, pero principalmente desde la empatía y el cuestionamiento de sus derechos con el fin de poder escuchar, trabajar y luchar para no quitar los espacios que tanto les ha costado a las mujeres tener. Lo anterior no cuestiona que esta lucha es de todos, claro está, pero repara un robo de protagonismo histórico hacia aquellas mujeres que llevan miles de años luchando por justicia, igualdad, respeto y, por algo tan simple, que es caminar tranquilas por las calles.

Este 8M, ¡nada que celebrar! A seguir con la movilización, la denuncia, la organización y la lucha. Por un país donde todas las mujeres en sus roles de madres, hijas, nietas, hermanas, compañeras, profesionales, trabajadoras y tantos otros, puedan vivir en paz, con justicia e igualdad.

MOVIMIENTO TODOS Y TODAS POR ACONCAGUA

Sobre -

Comenta esta Noticia

Usted puede ser el primero en dejar un comentario. (Los opiniones vertidas a través de comentarios son de exclusiva responsabilidad de quienes las emiten y no reflejan necesariamente el pensamiento de AconcaguaNews.cl)