OPINIÓN: “Adictos al Smartphone” por Cristian Videla Santander, Psicólogo
Por AconcaguaNews el 21 oct, 2013 a las 12:24 AM | Categorías Actualidad, Opinión, Reportajes | con 0 Comentario

adictos-smartphone¿Queremos convivir? ¿O no queremos convivir? ¿Qué mundo queremos generar? ¿Podemos conversar? Nos pregunta el Biólogo Chileno Humberto Maturana. ¿Estarías dispuesto a dejar tu Smartphone un rato para dialogar?

Los Smartphones llegaron para cambiar la comunicación humana.

Las cifras son alarmantes pues hoy existe, se reconoce y se visualiza una de las próximas enfermedades de la salud mental en la línea de las adicciones y de las enfermedades sociales caracterizadas por una sensación de vacío, aumento del nivel de estrés y dependencia.

La realidad y la vida común nos presenta hoy el siguiente escenario: los smarthpones están en todas partes y en cada momento de nuestras vidas. Son cantidad de horas las que se nos van en el ejercicio del Facebook, Twitter Whats App o Candy Crush por mencionar algunos de los dispositivos más utilizados por las personas.

Si ustedes hacen el ejercicio de dejar su teléfono inteligente por muchas horas se darán cuenta que aparecen síntomas ligados a la ansiedad y el nerviosismo.

Entre las características conductuales existe como ejemplo que si el sujeto no tiene en su poder su Smartphone puede tener síntomas tales como el  “síndrome de abstinencia” y las mismas características de un drogadicto sin drogas.

Es como quedar desconectado del mundo.

Me adelantare a quienes harán una valida defensa al decir que la tecnología de estos sistemas sin duda nos ha ayudado a conectarnos con el mundo y tener posibilidades de comunicación inimaginables, sin embargo me parece poco fecundo presentar este tema entre buenos y malos: creo que no tiene mucho sentido, pues no avanzaremos demasiado. Sin dudas son muchos los beneficios también, pero esta vez lo quise trabajar a propósito del cambio en la comunicación y su impacto en la convivencia.

Es así como la comunicación perdió el cara a cara y aparece el “mudismo”.

En la última reunión de amigos seis de ocho estaban con sus cabezas gachas revisando correos, actualizando aplicaciones, subiendo fotos al instante o chateando en Facebook.

Almorzamos con los teléfonos a un lado, trabajamos revisando y deslizando la actualización de los programas, llegamos a casa y nos conectamos al notebook, y suma y sigue.

“Adictos al Smartphone”  debiese ser un tema hoy de conversación.

¿Queremos convivir? ¿O no queremos convivir? ¿Qué mundo queremos generar? ¿Podemos conversar? Nos pregunta el Biólogo Chileno Humberto Maturana.

Perder el contacto personal con el otro, el emocionar y la afectividad del semejante nos sitúa en el vacío existencial y el de “ser en el mundo” (El Dasein Heideggeriano) en  lo cotidiano va perdiendo sentido.

Por lo tanto debemos comenzar a trabajar en promover espacios en los que se valore el dialogo y la conversación cotidiana como un ejercicio y habito que intente recuperar aquello que funda nuestro devenir social: el lenguaje como un hacer que necesita de contacto, corporalidad, presencia y afectividad.

Y dejar por un rato nuestros teléfonos descansar.

 

Sobre -

Comenta esta Noticia

Usted puede ser el primero en dejar un comentario. (Los opiniones vertidas a través de comentarios son de exclusiva responsabilidad de quienes las emiten y no reflejan necesariamente el pensamiento de AconcaguaNews.cl)